17 jun. 2010

Carta abierta a BP


Este artículo es una traducción parcial de Disturbing Possibility: Is the Gulf Oil Disaster Data Behind a BP Corporate Firewall?. Se recomienda la lectura completa de ese artículo. El énfasis ha sido añadido al hacer la traducción.
«A quien corresponda:

Se publica esta carta para hacer saber que varios factores clave del Sistema de Gestión Nacional de Incidentes (NIMS) y la Estructura de Comando de Incidentes (ICS) no se están cumpliendo en el proceso Unificado de Comando del Incidente de Deepwater Horizon. Especificamente en lo relativo al tratamiento de la información de Sistemas de Información Geográfica (SIG), la configuración actual y el proceso limitan, o excluyen completamente, el flujo de información acerca de la extensión y estado del desastre a las entidades gubernamentales, equipos de emergencia, y el público en general.

El SIG es esencial para el esfuerzo de respuesta al vertido y para la recuperación de recursos públicos. Casi todos los mapas y representaciones geográficas del Incidente de Deepwater Horizon se basan en datos SIG. El actual proceso de gestión de SIG indica que BP está tratando los datos SIG como información propietaria, y que esos datos se almacenan actualmente detrás del firewall corporativo de BP. A nuestro entender las agencias públicas como, por ejemplo, el Servicio de Fauna y Pesca de EEUU y la Guardia Nacional de Lousiana, están literalmente enviando la única copia de los datos de campo de la agencia, via dispositivos GPS inalámbricos, directamente a un servidor GIS de BP, detrás del firewall corporativo en Houston. Ejemplos de esos datos incluyen: localización de peces y aves muertas y sus fotografías;barreras de contención tanto flotantes como desplegadas, incluyendo fechas,fotografías, y otra información descriptiva.

El personal del Centro de Operaciones de Emergencia del Estado (EOC), el personal del distrito, así como demás personal de atención a emergencias y Especialistas en Recuperación, no tienen acceso a estos conjunto de datos SIG, contrariamente a las recomendaciones, protocolos y principios de NIMS.

Según NIMS, la redundancia de la información sobre incidentes se debe gestionar de manera conjunta, y debe ser plenamente accesibel por el Coordinador Federal de Campo (FOSC), el Coordinador Estatal de Campo (SOSC),y la Parte Responsable. La tecnología permite que la implementación de este diseño ocurra de manera instantánea y automatizada. La intención de esta carta es informar al Presidente, al Comandante Nacional de Incidentes, al FOSC, al SOSC, y al público general, de la necesidad de establecer políticas compatibles con NIMS sobre los datos SIG relativos al vertido de Deepwater Horizon.
El resto de la carta narra en detalle las actividades (o inacciones) llevadas a cabo por profesionales SIG de empresas y agencias relacionadas con el incidente de Deepwater Horizon. Por desgracia, esta carta abierta en sí misma también está cubierta de polémica, tal y como puede verse en BP, GIS And The Mysterious Vanishing Open Letter.

A estas alturas, el lector ya puede sacar sus propias conclusiones; sin embargo, me gustaría citar la opinión de Richard Barnes al respecto:
«Nótese la ironía: tras el terremoto de Haití, hubo una abundancia de datos SIG disponibles, y se desarrollaron muchas aplicaciones innovadoras basándose
en ellos. Y ahora que hay un desastre en el primer mundo, somos rehenes de un sistema informático corporativo».
Publicado por Iván Sánchez Ortega
OpenStreetMap