9 ago. 2010

Google y la neutralidad de la red


Según una noticia publicada en EL PAÍS, Google y Verizon (uno de los mayores proveedores de Internet en EEUU) han revelado que están participando, junto con AT&T y Skype, en una ronda de reuniones a puerta cerrada convocadas por la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) sobre la neutralidad en la red. En los últimos meses grandes corporaciones con gran presencia en la web han estado presionando al Congreso de EEUU para que defina qué es exactamente ese concepto de neutralidad en Internet y apruebe una legislación sobre el tema.
Una propuesta entiende que neutralidad en la red es la protección igualitaria de los derechos de todo aquel que quiera publicar contenidos en la web. Según esta definición, las compañías proveedoras de conexión a Internet no deberían ralentizar un tipo de tráfico de información frente al resto, como pretenden hacer con el intercambio de archivos P2P porque utiliza un ancho de banda excesivo.
Curiosamente, Google es una de las empresas que parece mantener vivo el debate. Por otro lado, un tribunal de apelación de Washington estableció que el Gobierno no tiene derecho a obligar a las compañías a que traten a sus clientes con neutralidad, dando así la razón a las proveedoras de Internet que sostienen que el Gobierno debe mantenerse al margen de libre mercado y dejarles actuar a su antojo, como ocurre ahora mismo.
Vamos a ver, las preguntas se agolpan en nuestra mente.
¿Cómo que el libre mercado sin regulación va a originar la mejor solución en la red? ¿No hemos visto ya que el sueño del liberalismo produce monstruos? ¿No demostró ya la mente maravillosa de John Nash que las soluciones colectivas son las mejores?
¿Cómo es que Google y Verizon son los que dan noticia de esas reuniones convocadas por el FCC? ¿Es acaso Google más transparente que el Gobierno de los EEUU?
¿Cómo es que el que parece ser todopoderoso FCC debate con las cuatro empresas que considera más adecuadas y a puerta cerrada la neutralidad de la red? ¿Es realmente tan poco transparente y democrática la red en la que hoy en día se parte el bacalao? ¿Para cuando una convención internacional en la que todos los países puedan estar representados para acordar la organización de la Infosfera? Algo parecido a la Unión Internacional de Comunicaciones que administra el dominio público radioeléctrico.
Y por último ¿El tráfico de datos geográficos, muy voluminosos y a menudo disponibles mediante servicios web, va a restringirse también? ¿Quién lo decidiría?
No salimos de nuestro asombro. Navegar para ver.

Imagen de http://intercambia.net/

Publicado por Antonio F. Rodríguez