6 mar. 2013

Notas personales de Roberto Matellanes, autor del Proyecto Pandora

 
Imagen 1: un mapa que muestra un indicador de biodiversidad en el que se representa el número de especies existentes en ese lugar y su relación con los diferentes usos del suelo. Este indicador ha sido colgado en facebook y en 12 horas ha sido visitado por 1.500 personas.

El proyecto pretende acuñar el concepto de IDE desde un punto de vista ambiental, de ahí el acrónimo de IDEA (Infraestructura de Datos Espaciales Ambiental). A menudo, las IDE tienen un trasfondo técnico y cartográfico que solo es entendido por un público estrictamente especializado. Su materia prima tiende a ser la cartografía y su forma de gestión es la consulta mediante SIG o visores cartográficos. Por el contrario, los gestores del territorio y del medio ambiente no siempre son un público especializado en temática cartográfica o en temas de IDE. Por tanto, es necesario buscar una alternativa a la hora de gestionar documentalmente unidades de territorio que amparen toda la información existente desde el punto de vista de información aportada por una IDE y hacerla accesible al publico no especializado.

Existe legislación nacional e internacional que busca y fomenta la difusión ambiental para la participación de la ciudadanía. Si la información no es comprensible y accesible por la ciudadanía entonces, las IDE, quedan bajo el manejo de gente experimentada y especializada. El sistema falla.

Imagen 2: ejemplo de consulta de información ambiental facilmente comprensible para una persona evitando despistar al usuario con múltiples opciones o publicidad engorrosa.

La información que ofrece Pandora proviene de ediciones y revisiones de datos ofrecidos por entidades oficiales, principalmente entidades administrativas y organismos reconocidos vinculados a medio ambiente. Entre otros se encuentra el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio ambiente, Organismos de Cuenca, el IGN o el Instituto Geológico y Minero de España. Para el contexto internacional se ha recurrido a información ofrecida por la Agencia Europea de Medio Ambiente u organismos reconocidos como la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

Pandora busca un objetivo clave, centralizar la información ambiental disponible y hacerla disponible a cualquier persona que sea experta, o no, en materia ambiental, cartográfica o estadística. Como público objetivo podemos encontrar estudiantes universitarios, consultoras ambientales, ciudadanos interesados en conocer lo que existe en su entorno o la propia Administración.

Imagen 3: datos bibliográficos de documentos o legislación ambiental por las que puede ser consultados por cualquier usuario.

Entre otros trabajos de futuro que ya han comenzado a desarrollarse, y que próximamente serán publicados en la web, se encuentra la difusión de información sobre especies exóticas invasoras, la consulta de información taxonómica y legal de especies, la evaluación ambiental de lugares en base a indicadores de biodiversidad, modelos predictivos de distribución de especies o la creación de un mosaico de datos ambientales aportados por el conocimiento de cualquier ciudadano que quiera cederlos. A nivel internacional se pretende establecer contacto con otros países y comenzar a ampliar la información existente sobre especies, hábitats y espacios naturales protegidos.

Publicado por Daniel Tomás (Geoinnova)

1 comentario:

Anónimo dijo...

Enhorabuena y felicitaciones a los responsables de Pandora por el esfuerzo realizado y los resultados obtenidos. Los productores de datos y proveedores de servicios hace tiempo que echamos de menos que haya más proyectos de este tipo, en los que haya intermediarios que los adapten a casos de usos concretos y los hagan más usables.
Sin embargo, no puedo evitar hacerme algunas preguntas. En primer lugar, no queda claro en la entrada quién es el responsable de Pandora, Roberto Matellanes, Daniel Tomás o GeoInnova. En segundo lugar, pretender acuñar ahora qué es una IDE ambiental es un poco extraño, cuando es un concepto ya establecido nada menos que por la Directiva Inspire y por una comunidad que sólo en España tiene cientos de nodos. Es como tratar de acuñar ahora qué es un SIG. Por otro lado, centralizar datos va en contra de los sistemas distribuidos que triunfan por doquier y, en particular, en contra de la filosofía de las IDE. Por último, sería básico el uso de estándares.
En cualquier caso, esperemos que Pandora siga mejorando.

Salud e interoperabilidad.

Antonio F. Rodríguez (IGN)