8 jul. 2014

Reconocimiento de la línea límite del Término Municipal de Villena

El protocolo elaborado por el IGN para la recuperación y mejora geométrica de las líneas de término municipal tiene la misión de guiar técnicamente a los ayuntamientos y técnicos dicha labor , sin proceder a ningún tipo de modificación en el deslinde entre términos, que es un acto jurídico-administrativo que ya se produjo en el momento en el que se levantaron las actas de deslinde vigentes hoy día. Se establecen dos elementos básicos en la definición de estas líneas de delimitación de término municipal.

- Actas de deslinde levantadas por el Instituto Geográfico Nacional y las comisiones de deslinde de los ayuntamientos, donde se reconoce la línea y mojones del término. En ellas se realiza una descripción de los mojones, localización, distancias y visibilidades a otros mojones o elementos físicos, y desarrollo de la línea ya sea recta o siguiendo algún tipo de camino, vereda, etc…

- Cuadernos de campo, con los trabajos topográficos asociados a dicha acta con expresión de las mediciones de la línea y croquis del levantamiento. Este documento no tiene validez jurídica, prevaleciendo siempre el acta de deslinde.
Del trabajo con estos dos elementos, ayudándose de las modernas técnicas cartográficas de la fotografía aérea, minutas cartográficas, vuelos fotogramétricos antiguos y toda la documentación que sea posible reunir, incluso actas de deslindes anteriores no vigentes, tienen que localizarse los mojones existentes, realizarse mediciones con técnicas GPS con un valor en precisión inferior a 10 cm, y dar un cálculo de replanteo para los mojones desaparecidos.

El refrendo a todas estas operaciones lo darían las comisiones de deslinde formadas por cada ayuntamiento en los plenos municipales. Con posterioridad esta línea pasaría a inscribirse en el registro central de cartografía asociada al título jurídico que representa el acta de deslinde.

Ni que decir tiene que aquí de lo que se trata es de mejorar la geometría de una línea que ya fue definida en su día mediante el acta de deslinde, por lo que cualquier alteración de esta tendrá que seguir el curso administrativo que dictamine la normativa vigente para la alteración de términos municipales.

El Instituto Geográfico Nacional será quien supervise en cualquier caso la ejecución de estos trabajos, ya sea un técnico o el ayuntamiento con sus medios quien lo realice, pudiendo el mismo Instituto realizar los trabajos.

En el caso de Villena, el segundo municipio más extenso de la provincia de Alicante, con una superficie según el IGN de 345.365.052,24 m2 y un perímetro de 96.784,77 m contamos con un total de 112 mojones, de los cuales 31 están desaparecidos. La tipología es variada siendo la mayoría de hitos de piedra labrada, seguido en proporción los de montones de piedra. La mayor dificultad de la localización y quizás de la existencia de tantos mojones es que la línea del término municipal discurre en gran parte por cumbres de sierras, en las que se ha tenido que contar con la ayuda de montañeros, en concreto para la zona de Sierra de Salinas, cuyo acceso y recorrido es complicado por ser escarpado en muchos tramos y con vegetación muy frondosa. Se necesitaron cuatro jornadas para poder recorrerla. Los errores encontrados tras las mediciones y comprobaciones indican que es muy necesario acometer los trabajos, ya que existen grandes diferencias en zonas de Caudete (La Toconera) y Salinas (Umbria Alta). También en la zona de contacto con Biar y parte de Sax existen discrepancias, que pueden corresponder a errores a la hora de la elaboración de las minutas o a errores de medición en campo. 

Hay que indicar también que en el caso de Fontanares la línea transcurre por el centro de la vereda real de La Zafra, siendo este uno de los dos casos en los que la línea de término no discurre recta de mojón a mojón. Esta vereda esta sin deslindar por lo que sería necesario añadir a la línea de termino puntos de paso que fueran por el centro de la vereda, lo que implicaría realizar un deslinde de esta. También habría que recuperar el trazado de la antigua carretera de Ocaña, cuyo eje sería el linde entre Villena y Caudete desde el M1 al M2, bién mediante georeferenciación de fotogramas antiguos como los del vuelo de la serie A de 1946 o buscando restos del antiguo trazado. Es importante reseñar también que en el caso de Yecla existe un recálculo de las actas realizado en la Comunidad de Murcia, y que esta línea es sin duda la más ajustada a la línea real procedente de esta revisión.

Hay que indicar que existe otra documentación en el archivo histórico de Villena referente a unas actas de un deslinde realizado en 1871, y un reconocimiento de los mojones de dicho deslinde, efectuado en 1889 según Real decreto de ese mismo año. Este deslinde no es el vigente, y los mojones que aparecen en los planos adjuntos coinciden en algunos casos con los del deslinde vigente, ya que las variaciones en las líneas no fueron muy importantes en tan corto espacio de tiempo. Sin embargo tienen la utilidad por aparecer representados en dichos planos accidentes del terreno, caminos y construcciones a las que pueden hacer referencias las actas.

Para más información leer el artículo:
http://jesusrocamoratopografo.com/deslinde-de-villena-reconocimiento-y-mejora-geometrica-de-la-linea-de-termino-municipal


Publicado por Jesús Rocamora