26 nov. 2015

Novedades en la IDE de Navarra: el Decreto Foral 255/2015

Imagen que muestra cómo se puede integrar sobre un lugar concreto, el polígono Talluntxe, distintos datos geográficos como edificaciones, viales y catastro.

El BON publicó ayer miércoles un decreto foral que consolida el funcionamiento del SITNA y de servicios como el Geoportal e IDENA.

La ubicación de todos los edificios que prestan servicios públicos en Navarra, el itinerario de las vías verdes y los senderos de gran recorrido, o la situación de los bienes de interés cultural y otros puntos de interés turístico son algunos de los datos que estarán disponibles próximamente en las plataformas del Sistema de Información Territorial de Navarra (SITNA), es decir, el Geoportal de Navarra y la Infraestructura de Datos Espaciales de Navarra (IDENA).

El acceso a estos nuevos datos geográficos en internet es consecuencia de un decreto foral publicado hoy miércoles en el Boletín Oficial de Navarra que regula por primera vez el tratamiento de la información geográfica en la Comunidad Foral. Esta norma propiciará que en menos de dos años estén publicados en la red el 85% de los datos del territorio de Navarra considerados como básicos, ya sea por su relevancia social, su interés para el desarrollo empresarial, su importancia para la gestión administrativa o por estar exigido en la normativa europea o estatal.

Este decreto foral consolida la estructura del SITNA, que se caracteriza por ser un sistema corporativo, horizontal, participativo y cooperativo. En contraposición a otras regiones que crearon organismos autónomos para gestionar la información geográfica, el Ejecutivo foral apostó en el año 2001 por crear un equipo de trabajo en red e interdepartamental que involucrara a toda la Administración y a otras entidades públicas como el ayuntamiento de la capital o la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona.

Desde aquel año se ha desarrollado el SITNA con una Comisión de Coordinación, formada por altos cargos del Gobierno foral, de entidades locales y de empresas públicas, y con otra llamada Permanente, compuesta por personal técnico.

El decreto foral ahora aprobado consolida esta organización del SITNA y los servicios que ofrece como el Geoportal e IDENA. Además, la norma certifica el modelo de trabajo planificado, que ya venía realizando a través de planes estratégicos y planes anuales. De hecho, el próximo plan estratégico, correspondiente al periodo 2016-2019, ha iniciado ya el proceso de participación pública.
La normativa aprobada por el Gobierno de Navarra está en consonancia con la directiva europea INSPIRE y la legislación estatal LISIGE sobre la gestión de la información geográfica. Se pretende así ofrecer unos servicios interoperables y armonizados para toda Europa.

Finalmente, el decreto foral publicado ayer en el Boletín Oficial de Navarra también regula la actividad cartográfica del Gobierno foral, que se remonta al año 1966. Se consolidan así los planes cartográficos, los programas anuales y el registro cartográfico, así como la cartoteca y la fototeca, la primera para productos cartográficos y la segunda para las imágenes áreas del territorio de Navarra.
Entre esta información básica se encuentran las direcciones y el callejero, la toponimia, el catastro, la hidrografía, las redes de transporte, el patrimonio histórico, la ocupación y usos del suelo, los carriles bici, las líneas de transporte de viajeros y sus paradas o los zonas de cobertura de telefonía móvil.
Gran parte de estas materias ya figuran en el Geoportal de Navarra y en IDENA y se prevé que en menos de dos años ya esté disponible en internet el 85% de la información básica de forma accesible y de fácil reutilización. La publicación del resto será más lenta debido a distintos factores como que los datos son propiedad de múltiples titulares, por ejemplo en los usos actuales y planificados del suelo, o que es necesario encontrar nuevas metodologías de gestión, como en la información sobre distribución y movilidad de la población.

Fuente: nota de prensa de la Comunidad Foral de Navarra.