10 jun. 2016

El creador de la WWW está pensando si reinventarla

Tim Berners-Lee

Según ha publicado el New York Times este pasado martes, Tim Berners-Lee, el creador de la World Wide Web, (no confundir con internet), no está de acuerdo con algunas de sus características actuales y ha formado un grupo de expertos para tratar de decidir cómo resolver sus problemas y redefinirla.

Tim Berners-Lee (Londres, 1955) estableció en 1989 la primera comunicación entre un servidor y un cliente utilizando el protocolo HTTP y en 1994 fundó el consorcio W3C, con sede en el MIT y que dirige desde 2007, para supervisar y estandarizar las tecnologías en las que se basa la web. Él y su equipo definieron el lenguaje HTML, el protocolo HTTP y el sistema de localización de objetos mediante URL.

Según explica en su libro «Tejiendo la red» (1999), concibió la web como una herramienta para que, primero los científicos y luego toda la humanidad, encontrase y compartiese fácilmente información y pudiese trabajar en equipo. Según sus propias palabras, «la web es una creación más social que técnica» y su fin último es «apoyarnos en nuestra existencia entretejida e interdependiente».

Sin embargo, ahora no está del todo satisfecho con todas sus propiedades y cómo funciona: sirve para espiar, bloquear sitios, reorientar los contenidos que se publican y llevar a los usuarios al sitio web equivocado lo que socava su propósito inicial de aydar a la gente a crear.

A menudo está sujeta al control de los gobiernos y las grandes corporaciones. Algunos países, como China y unos cuantos más, bloquean selectivamente determinados sitios web ebn función de su contenido por los más variados motivos (véase https://en.wikipedia.org/wiki/Internet_censorship_and_surveillance_by_country) y algunos servicios en la nube tienen una poderosa influencia. 

Estos días (8y 9 de junio) se está celebrando en San Francisco un evento llamado Cumbre de la Web descentralizada, en la que Berners-Lee, Vint Cerf y otros gurús de la web han debatido durantes dos días sobre sobre cosas como nuevas maneras de distribuir las páginas web sin el control estándar de uno o más servidores centralizados, posibilidades basadas en las tecnologías P2P o en las cadenas de bloques que permiten la existencia de la criptodivida bitcoin, formas de almacenamiento de datos científicos que no tengan que pagar una tarifa a compañías, como Amazon, Dropbox o Google, métodos para tener más privacidad y transparencia, como encriptar ciertas partes y componentes de la web o archivar todas las versiones de una página, cosas que harían más difícil censurar contenidos. 
  
Por otro lado, Berners-Lee sostiene que parte del problema es la dominancia de un único motor de búsqueda, una gran red social concreta, una plataforma de microblogging y que, de nuevo, el problema no es técnico, sino social y organizativo.

En el mundo de las IDE, puede parecer a veces que estamos compartiendo información geográfica en un contexto abierto, libre, neutro e independiente, pero no viene mal parar a pensarse en alguna ocasión hastq qué punto la red y la tecnología que subyace a todo eso tiene en realidad esas supuestas propiedades.

Para más información,véanse The New York Times y la Decentralized Web Summit.

Publicado por Antonio F. Rodríguez.