13 sept. 2016

La industria española y la transformación digital


Altim, consultora tecnológica española 100 % SAP especializada en el apoyo a la transformación digital, ha llevado a cabo un exhaustivo estudio interno en el que se concluye que, pese a que se han dado pasos importantes en el último año, el sector industrial español aún asiste a un importante atraso digital.
           
Según los últimos datos recogidos por la compañía, una de cada dos empresas todavía no conoce las ventajas de este nuevo entorno tecnológico. No obstante, ha crecido el número de aquellas que se plantean embarcarse en sus respectivos procesos de transformación digital a corto plazo. Gracias a la Industria 4.0, también llamada el Internet Industrial de las Cosas (IIOT), es posible impulsar la productividad, mejorar los controles de calidad, la agilidad, la eficiencia, la sostenibilidad y la protección al medio ambiente, logrando ahorros muy importantes y optimizando, en definitiva, todos y cada uno de los procesos.
                      
La consultora española también concluye que la principal barrera que impide a muchos sectores digitalizarse es la complejidad que presuponen tiene el proceso cuando, tal y como puntualiza Adriana Sola, socio-director de Altim: «El IIOT es mucho más accesible de lo que muchas empresas creen, sólo han de rodearse de los recursos adecuados y de profesionales que les apoyen en dicha transformación». En este sentido, el sector automovilístico y el de la alta tecnología son los que mejor ha sabido adaptarse a este nuevo escenario, apostando firmemente por la innovación y creciendo notablemente.
             
La implantación de la tecnología de computación en memoria HANA de SAP ya sienta las bases de un cambio paulatino como primer paso. Apoyada en una red de millones de dispositivos conectados que procesan la información con total seguridad y que proveen de un conocimiento predictivo en tiempo real, las compañías ya pueden dar un gran salto tanto cualitativo como cuantitativo. El análisis predictivo, el procesamiento de eventos complejos, la geolocalización o la funcionalidad telemática son sólo algunas de las herramientas apoyadas en cloud que permiten lograr un valor añadido, decisivo en este nuevo escenario digital.
                  
Con este estudio, Altim sostiene que la Industria 4.0 es la evolución natural del sector y una gran oportunidad para todas aquellas empresas productivas que quieran adelantarse al futuro y evolucionar. De esta forma, dada la calidad y diversidad de nuestra industria, España podría alcanzar una posición mucho más favorable en el mercado y ser mucho más competitiva a todos los niveles.
              
Publicado por Lorena González.