30 oct. 2019

Sobre el asistente de licencias del Portal Europeo de datos abiertos

https://datos.gob.es/es/noticia/el-asistente-de-licencias-del-portal-europeo-de-datos

El Portal europeo de datos abiertos tiene un recurso muy interesante: un Asistente de licencias que trata de ayudar a quien publica sus datos a elegir la licencia que mejor se adapta a sus necesidades, con un buscador y tres criterios principales, a qué cosas se quiere obligar a los usuarios de los datos, qué permisos se les desea dar y qué cosas se quieren prohibir (como los usos comerciales).

Es una página traducida a todos los idiomas oficiales de los miembros de la Unión Europea, muy usable, inteligible y bien diseñada. La idea de ofrecer una buena descripción de las licencias y ayudar a elegir la óptima para cada caso es muy loable y esta utilidad refleja y describe muy bien el abanico de licencias disponibles.

Pero también es verdad que ese asistente describe nada menos que 30 licencias diferentes y no siempre compatibles entre sí. En ese sentido quizás origine un efecto secundario no deseado: promover la proliferación y uso de diferentes licencias, lo que puede potenciar el problema de falta de interoperabilidad entre ellas, sobre todo si no se publica información sobre su compatibilidad mutua. 

Al lado de cada licencia se facilita una lista de licencias comparables, es decir, parecidas, pero no se da información sobre qué licencias son compatibles entre sí, es decir qué licencias puede adoptar sin problemas un usuario de unos datos bajo una licencia determinada para publicar una obra derivada. Eso es especialmente importante para organizaciones que tienen una política de datos bien definida y han adoptado una licencia para todos sus productos de datos.

En ese sentido, me parece que utilizar CC BY 4.0 es una buena opción por varios motivos: exige poco al usuario, solo el reconocimiento; está muy extendida, especialmente en el sector público; forma parte de la familia CC, las licencias abiertas para datos más utilizadas en todo el mundo; es internacional y no es necesario traducirla ni adaptarla; hay países, como Francia (licence ouverte) y Reino Unido (open license), que han adoptado una licencia pública de datos abiertos compatible con CC BY, la Comisión Europea la ha adoptado para todas sus publicaciones, el Banco Interamericano de Desarrollo, gobiernos regionales y Ayuntamientos...

Por último, parece que las seis licencias Creative Commons son estándares abiertos, es decir cualquier parte interesada puede influir en su evolución, ya que hay una red de voluntarios que participa y toma las decisiones, por lo que estarían dirigidas por la comunidad de sus usuarios, aunque habría que investigar hasta qué punto es efectivamente así.
En definitiva, si querems datos geográficos abiertos, tenemos un grave problema de falta de interoperabilidad de licencias, que se solucionaría con licencias estándar y por ahora el mejor candidato con diferencia me parece que son las licencias CC y en particular, CC BY 4.0.

Publicado por Antonio F. Rodríguez.

No hay comentarios: