20 abr. 2009

¿Quién dijo que era fácil?

La gestión de la Información Geográfica presenta problemas, dficultades e inconvenientes específicos, que hacen que los Sistemas de Información Geográfica sean un caso tan especial de Sistema de Información que su estudio y tratamiento constituye una disciplina propia que se ha desgajado y sigue su desarrollo independiente. Un SIG es mucho más que un mero caso de aplicación de un SI.
Y esto es debido a que la IG es en extremo peculiar, es enormemente voluminosa, tiene características fractales, es muy dinámica y, sobre todo, no se somete a reglas. Lo que se modela es una realidad no normada y los casos especiales, anómalos y patológicos siempre se presentan y, a menudo, nos podemos encontrar con casos que ni se nos había pasado por la cabeza que pudieran darse.

¿Por qué os cuento todo esto, que supongo que ya sabréis? Porque me he encontrado cerca de mi casa con un ejemplo paradigmático de todo lo dicho.

Vivo en el madrileño barrio de Tetuán, cerca del metro de Valdeacederas, es decir a 30 minutos en metro del centro de la capital de España. Pues bien, por allí anda la Calle del Trébol, con un nombre que a la fuerza debe de traer suerte, una bocacalle de la calle Marqués de Viana cuyo primer portal ¡oh, sorpresa! no tiene ningún número:


afortunadamente, la siguiente puerta tiene el número 2, con lo que las cosas parecen volver a la normalidad:


pero un poco más adelante nos encontramos ¡otra vez con el número 2!:


y todavía hay una tercera puerta que ostenta un 2 antes de llegar al número 4:


Es decir, en Madrid, en una zona relativamente céntrica y completamente urbana, al sur de Plaza de Castilla y no muy lejos de las llamadas torres del Real Madrid, nos encontramos con la siguiente secuencia de números de portal: blanco, 2, 2, 2, 4,...y no creo que se un problema exclusivo de mi ciudad, seguro que en cualquier otra población hay casos igual de extraños o más.
Lo dicho, la verdad está ahí fuera. La cartografía modela el mundo real, que no se sujeta a normas, lo que hace que los Modelos Conceptuales parezcan demasiado complejos en un principio. Sin ir más lejos, los borradores de las especificaciones INSPIRE, por ejemplo para direcciones, son complicadas, pero ¿cómo recoger la tremenda variedad de casos particulares que puede haber en Europa, si no?

Si queremos resolver el enigma y ver cómo está representada la Calle del Trébol en CartoCiudad, nos encontramos la siguiente imagen:


dónde se ve que en realidad el número 2 de la Calle del Trébol no existe legalmente. La parcela corresponde al número 66 de Marqués de Viana y las casas que tienen un portal sin número y tres veces repetido el número 2, probablemente responden a una división no inscrita en el Registro de la Propiedad, ni comunicada al Catastro, ni nada de nada. Y durante el lapso de tiempo que permanezca la situación sin regularizarse, seguirán las contradicciones entre la realidad aparente y la legal.

Publicado por Antonio F. Rodríguez

1 comentario:

pablo ljungberg dijo...

hola antonio
te cuento que soy de puerto madryn - chubut - argentina y estudiante de sig y me encontre (casos hay otros pero este esta bueno)en una casa con los numeros 445 y 159.(te queria poner la imagen pero no se puede)
como se ve, por suerte la calle es la misma, pero los numeros solo coinciden en que son impares
en todas partes se cuecen habas y aca encima se les pasaron
un abrazo pablo ljungberg