21 feb. 2009

Nuevos datos de satélite sobre el Geoide

Los satélites gemelos Grace (Gravity Recovery and Climate Experiment), lanzados en marzo del 2002 en una misión conjunta de la NASA y de la Agencia Espacial Alemana DLR de 5 años de duración, tienen como objetivo cartografiar con la máxima exactitud posible las variaciones del campo gravitatorio terrestre mediante la medición contínua de su distancia relativa por técnicas GPS y emisión de microondas. Se desplazan en una órbita polar, a 500 km sobre la Tierra y con una separación entre ellos de unos 220 km. Responden al simpático nombre de Tom y Jerry (suponemos que Tom perseguirá a Jerry incansablemente) y con sus primeros resultados se ha calculado el modelo de geoide EIGEN-CG01C, representado en el espectacular mapa tridimensional de la imagen.
Podríamos hacer un chiste fácil y decir que Tom y Jerry nos demuestran que, en realidad, la Tierra tiene aspecto de patata. Pero es necesario ser más riguroso y a la hora de publicar en la Red las imagenes del Geoide EIGEN-CG01C, habría que explicar qué estamos viendo exactamente. Lo que se visualiza parece ser las anomalías medidas en el valor de la gravedad respecto de un modelo esférico, en mGal (miliGales). Un Gal equivale a 1 centímetro por segundo al cuadrado. Es decir, no es que el geoide tenga deformidades tan enormes, es que están extraordinariamente exageradas. Sin embargo, estas imágenes han permitido atraer la atención del público a un campo tan árido (dicho entre nosotros, ahora que nadie nos oye y sin ánimo de polemizar) como es el de la Geodesia y sus resultados. De hecho, se trata de la proyección sobre la esfera de los mapas de anomalías gravimétricas, de uso habitual entre los que se dedican a este tema.

En fin, no tan sólo se trata de trabajar bien, también hay que saber venderlo...

(Visto en La Cartoteca y en microsiervos)

Publicado por Antonio F. Rodríguez y Joan Capdevila