31 mar. 2009

Miguel Ángel Bernabé en Google Street View

Nuestro querido amigo Miguel Ángel Bernabé , Catedrático de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros en Topografía, Geodesia y Cartografía de la Universidad Politécnica de Madrid , líder de múltiples iniciativas en el campo de las IDE, los SIG y la cartografía en general, impulsor de Latingeo como red de laboratorios latinoamericanos de investigación, y tambien del Grupo de investigación Mercator, ha sido pillado por las voraces cámaras de Google Street View en el aparcamiento de la mencionada Escuela.

A todos nos gusta, nos hace cierta gracia y es un placer poder ver a un amigo en la Infosfera, muy conocido y apreciado en el mundillo de la cartografía, los SIG y las IDE, inmortalizado cerca de su centro de trabajo.

Sin embargo se nos plantean una serie de dudas y preguntas en cascada. No se le ve completamente el rostro, pero es perfectamente reconocible. ¿Es suficiente el pixelar la cara de los viandantes para hacerlos irreconocibles? Parece que es evidente que no, que la ropa, los gestos, la figura y otros detalles son más que suficientes para que lo conocidos reconozcan a alguien. Una solución podría pixelar toda la figura pero ¿no sería mejor suprimir completamente las imágenes de personas? ¿no quedarían en ese caso las calles demasiado desiertas y las ciudades convertidas en ciudades fantasma? ¿No es un poco siniestro el ver calles abarrotadas de seres extraños de cara cuadriculada?. Por otro lado ¿nos tendrían que pedir permiso para pixelar nuestra cara o nuestro cuerpo? Puede ser que más de un modelo, o una modelo, especialmente guapo, bien vestido y en actitud airosa deseen que se les vea y reconozca sin dificultad. ¿No tendrían que pedir permiso para manipular nuestra imagen?
Por último, ¿no tienen otros también derecho a su minuto de gloria en Internet?

No sé, de tanta pregunta me he mareado, prefiero ver a Miguel Ángel y espero que tarden mucho en actualizar las imágenes en las que sale, o que guarden un archivo histórico. Un abrazo, amigo.




Publicado por Antonio F. Rodríguez

2 comentarios:

Miguel A. Bernabé dijo...

Santo Dios!! Ya sé que ése no era mi coche, pero ....estaba tan a la vista el portátil...
Juro que es la primera vez que lo hago. Nunca más volveré a poner mis ojos en otro coche que no sea el mio. Prometo devolver la computadora (era una triste windows de mier....coles!).
Maldito Google!

Maria dijo...

Pero Miguel!!! Mira que con lo viajero que eres, tener que pillarte el señor Google en el aparcamiento de nuestra querida Escuela!! tiene gracia.

Te propongo una idea. Que te dejes pillar por Google en todos los sitios a los que vayas. Estaría bien tener un Miguel colocado por casitodos los países del mundo!!

Besinos!
Especialmente para Rosa!
María