17 abr. 2013

Cloud & Network Future, congreso @asLAN 2013

Después de asistir a asLAN 2013 en donde se dieron a conocer novedades acerca de la nube, movilidad, conectividad y redes, te das cuenta de que o te pones al día en las «nuevas» tecnologías de red en la nube o estás fuera de juego, y es que todo esto se mueve a una velocidad de vértigo. No sólo vértigo por el ritmo de innovación en este campo sino también por el aparente caos de conceptos, iniciativas y propuestas que de él emergen. No obstante, con paciencia, poco a poco se empieza a ver la luz.

Para un neófito es abrumadora la avalancha de conceptos (¡y siglas!) nuevos a retener. Por citar algunos: las redes de interconexión e intercambio de datos entre las Administraciones Públicas: Red SARA, Red IRIS, Red TESTA, Red ORVE…; las diferentes tipologías de computación en la nube: SaaS (Software as a Service), IaaS (Infraestructure as a Service), PaaS (Platform as a Service); datacenter virtualizado, BYOD (Bring Your Own Device), EDI (Electronic Data Interchange), MDM (Mobile Device Management), cloud hosting, etc.

Computación en la nube (cloud computing) está de moda. Aunque parezca un concepto nuevo, tiene sus orígenes más primitivos en ARPANET, la primera red de computadores que vio la luz allá por 1968. Incluso ya en 1962, J.C.R Licklider hablaba de una «Red Galáctica». El asunto es que hoy por hoy, parece que todo tiende hacia la nube: ya bien esta sea pública (Amazon, Dropbox, Skydrive, etc), bien privada (CPD, datacenter, etc.) o bien híbrida. Si bien esta evolución es imparable, aun han de considerarse temas como los relativos a seguridad y estándares, que aun están en desarrollo, por lo que queda aun bastante camino por recorrer.

En particular en la sala de Casos de éxito e Iniciativas de las AAPP, se ha hablado mucho de cómo transformar los procesos de la Administración para ganar en eficiencia así como adecuar el gasto al tiempo que se mejora la atención al ciudadano apoyándose en la potencialidad de la nube. De esta manera, se ha hecho hincapié en cómo se están o se han mejorado los servicios que requieren de datos estadísticos, datos catastrales, datos personales, datos censales, etc. y se han nombrado de pasada los datos geográficos, aunque en nuestra opinión, aún hay muchas Administraciones Públicas que todavía no se hacen a la idea de la potencialidad que éstos poseen. Piensamos que deberían tener más en cuenta que la mayoría de sus datos son georeferenciables y que su tratamiento como tal les ayudaría a ganar mucha más agilidad.

Actualmente existen multitud de iniciativas de las AAPP cuyo objetivo reside en converger en una red única, si bien puede dar la sensación de todo lo contrario: de segmentación y mucha confusión si no se está familiarizado con estas políticas. En este sentido, para materializar la idea de «Open Government» o Gobierno abierto, cuyo fin es de conseguir una administración (electrónica) interoperable, abierta y transparente, han surgido iniciativas como Red.es, los diferentes portales de gobierno abierto , Open-Data, ENI (Esquema Nacional de Interoperabilidad), ACCEDA, Avanza Local GIS, 060, LinkedData, y un larguísimo etcétera, dentro del que no puedo dejar de mencionar a todas y cada una de las Infraestructuras de Datos Espaciales.

Como dice el ONTSI (Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información) uno de los principales objetivos que persigue la nube es «mejorar la calidad de la democracia y el funcionamiento de las administraciones». Y al hilo de este comentario, se debe recordar que algunas de las características de una nube son precisamente: escalabilidad y agilidad, multi-cliente, pago por uso, autoservicio, estandarización.

Más información:
http://es.wikipedia.org/wiki/Computaci%C3%B3n_en_la_nube
http://www.ontsi.red.es/ontsi/sites/default/files/1-_estudio_cloud_computing_retos_y_oportunidades_vdef.pdf

Publicado por Antonio Villena Martín y Lorena Hernández Quirós