25 abr. 2016

El lenguaje de las IDE


Hace ya doce años que se abrió el geoportal de la IDEE, nueve que se aprobó la Directiva INSPIRE y veintidós que se hizo lo propio con la Orden Ejecutiva presidencial que dió lugar a la NSDI estadounidense. Pareceque las IDE se encuentran en pleno periodo de consolidación como tecnología y una de las cosas que necesita madurar es una terminología común y precisa.

Vamos a poner nuestro humilde granito de arena en ese proceso, repasando algunos de los términos y expresiones en alza y comentándolos.

Últimamente se oye y se lee el verbo consumir aplicado a servicios web, se consumen servicios y hay quien llama ya consumidores a quienes invocan a un WMS y lo utilizan. Ese verbo se suele aplicar a la utilización de un bien que con el uso se consume, es decir disminuye y puede llegar a agotarse, lo que no parece describir exactamente lo que ocurre cuando usamos un servicios web. Por otro lado, consumir suele ir ligado a una contraprestación económica, se paga por lo que se consume. Y desde luego transformar a los usuarios en consumidores parece no tener mucho motivo. Así que quizás sea mejor usar, utilizar, aprovechar o explotar los servicios y recursos de una IDE.

También se habla en ocasiones de exponer datos, probablemente un calco del inglés, cuando están disponibles para ser enlazados como datos enlazados (linked data). Exponer es según el DLE presentar algo para que sea visto y no utilizado, luego probablemente sea mas adecuado decir que los datos simplemente se publican (se difunden por medio de la imprenta o de otro procedimiento cualquiera), sobre todo cuando se hacen accesibles para ser descargados.

Por otro lado, no está de más recordar que hay equivalentes en castellano para expresiones tan populares como la ya mencionada linked data, que puede ser perfectamente datos enlazados; Big Data, para la que se está empezando a extender macrodatos, y open data, que hace tiempo que se llaman simplemente datos abiertos

Por último, resulta curioso el resurgir que está teniendo el acrónimo GIS, cuando ya en los años 90 se había extendido SIG y su uso era generalizado. Es posible que al ver que el viejo SIG pierde algo de glamur frente a las últimas tecnologías, como las IDE, los datos enlazados, los macrodatos y otras novedades, haya quien trate de prestigiarlo volviendo a utilizar el antiguo anglicismo, pronunciándolo además «yís».

En fin, esto es solo una opinión, eso sí, argumentada. Los comentarios y opiniones serán muy bienvenidos.

Salud e interoperabilidad.

Publicado por Antonio F. Rodríguez.