23 jul. 2010

Google Maps no cubre Corea del Norte o ¿hay dragones en Corea?

Bueno, pues parece que el recurso cartográfico más universalmente extendido y utilizado, Google Maps, no es tan universal, en varios sentidos, como podría parecer a primera vista.

Por un lado, sus condiciones de uso plantean numerosas dudas y perplejidades. Por ejemplo, no permiten su utilización, al menos en teoría, si se tiene menos de 18 años; y en España el usuario acepta implícitamente someterse a la jurisdicción de los tribunales de Inglaterra (!?), lo que no sabemos si es legal y aceptable. Complicaciones de disponer de un espacio de interacción electrónica globalizado y un espacio jurídico parcelado en naciones.

Y por otro, lo que nos ha llamado poderosamente la atención es que Google Maps está vetado en Corea del Norte, por lo que este país aparece vacío de información, se pueden ver las imágenes de satélite, sí, pero nada en lo que se refiere a la cartografía, como las zonas de los mapas antiguos en los que se rotulaba "aquí hay dragones" (¿serán dragones coreanos?), una tierra incógnita huérfana de contenido en el ciberespacio.


¿No hay nada que llene ese vacío? Menos mal que nos queda OpenStreetMap que, si bien no tiene toda la red de carreteras coreanas, sí que permite ver el entramado de calles de Pyongiang y otras ciudades, y algunas rutas interurbanas. Ventajas de la Neocartografía o Información Geográfica Voluntaria, que se derrama y extiende como un líquido y penetra todas las barreras.

No es el único caso de censura en la red que pasa desapercibido para muchos usuarios (véase http://en.wikipedia.org/wiki/Internet_censorship).

Visto en 20minutos.

Información del mapa de Google Maps © Google

Información del mapa de Open Street Map © Colaboradores de OpenstreetMap, CC-BY-SA

Publicado por Antonio F. Rodríguez

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Sí, sí...pero si no fuera por la estrategia que adoptase Google a la hora de ofrecer la información geográfica al ciudadano medio...todavía estaríamos pagando ortofotografías, topográficos y demás a las instituciones públicas españolas que antes se encargaban del sablazo...caso del ICA que cobraba entorno a 120 € por hoja del topográfico...

Anónimo dijo...

Desde luego, el impulso que ha supuesto el que Google Earth democratice la cartografía de manera que todo el mundo practicamente pueda ver su pueblo y su casa, ha sido fantástico. Nadie lo niega, todo lo contrario, la mayoría de prodctores de cartografía reconocen la lección que no ha dado Google.

Un saludo

Antonio F. Rodríguez