14 jul. 2011

Alicia González. IGN/CNIG

Alicia González Jiménez es Ingeniero Geógrafo del Instituto Geográfico Nacional y responsable del proyecto CartoCiudad.

Ha participado en la elaboración de la especificación sobre el tema de Direcciones del Anexo I de la Directiva INSPIRE y en relación con esta temática, también ha estado muy involucrada en el proyecto EURADIN y diversos foros de Direcciones que han surgido posteriormente.

¿Qué papel juega las IDE en su institución?
Es uno de los proyectos más importantes pues aunque la dirección y gestión de IDEE corresponde al GTIDEE del Consejo Superior Geográfico, el IGN es el responsable del geoportal y participa muy activamente en las tareas de dicho grupo de trabajo. A su vez, IGN contribuye al desarrollo de dicha infraestructura por ser un nodo de la misma y por tanto, proveedor de datos y servicios.

¿Cómo ve el estado actual de desarrollo de las IDE?
Considero que aunque se ha avanzado mucho aún quedan muchos componentes de la infraestructura por implementar y otros por desarrollar. Quizás se trate de la consecuencia natural que se produce cuando el objetivo es desarrollar un proyecto basado completamente en estándares que deben ser vivos, pues a medida que se desarrolla la infraestructura se hace patente la necesidad de la evolución de los estándares iniciales de los que se partió. En otras ocasiones la demanda de algunos servicios o funcionalidades es tan elevada que hace que su implementación práctica se adelante en el tiempo a la elaboración definitiva de los documentos teóricos sobre los que se debe basar.

¿Cómo puede influir la crisis al desarrollo de las IDE?
Como ocurre en todos los proyectos de investigación y desarrollo, la consecuencia más inmediata será (o está siendo) la de limitar el desarrollo y mejora de tecnologías ya implementadas y la de retrasar la puesta en marcha de servicios más completos como puedan ser WFS, y sobretodo WPS. También directamente en la producción y actualización de los datos lo cual considero crítico porque si se restringe la cobertura y calidad de los mismos los servicios que se desarrollen a partir de ellos tendrán una utilidad bastante reducida. Quizás una de las consecuencias positivas que sí se puedan derivar de esta situación es la promoción que se está haciendo sobre el software libre.

¿Hacia dónde van a ir los tiros de la tecnología geospacial en un futuro próximo?
Creo que hay muchas líneas de trabajo abiertas y otras que surgirán a demanda de los usuarios finales que son al fin y al cabo los que definen las tendencias.

Quizás señalaría la de las aplicaciones móviles, es increíble lo rápido que evoluciona este campo y la masiva aceptación que recibe por parte de una amplísimo espectro de usuarios. Se trata de uno de los medios más próximos al usuario en el que la respuesta en tiempo real es crítica. Creo que es una línea sobre la que deberíamos apostar, mucha información, de fácil acceso y rápida respuesta en “nuestra mano”.

¿Qué ideas aportaría para mejorar el desarrollo de las IDE?
Pensar siempre en el usuario final, en sus necesidades y facilitar al máximo la búsqueda de la información que precisa en cada caso. Tenemos que tener cuidado para no sobrepasar el límite en el que un volumen ingente de datos haga muy complejo la localización de información concreta. Debemos centrar los esfuerzos en dos líneas: seguir garantizando la publicación de datos y la calidad de éstos, y que la técnica de búsqueda de los datos sean muy sencilla para el usuario aunque se base en tecnología compleja, totalmente trasparente para el ciudadano.

¿Qué ideas daría para que las IDE fuesen más conocidas por el público general?
Considero que es necesario promover una divulgación extensa de esta tecnología y de su empleo como una herramienta más de trabajo y estudio entre todos los tipos de usuarios, invirtiendo un mayor esfuerzo en aquellos que no son expertos en materia de información geográfica. Creo que podríamos aprender de un ejemplo muy cercano a todos como es Google Maps, en el que una gran parte de su éxito reside en la facilidad de acceso y utilización de su información por parte de cualquier ciudadano, indistintamente de los conocimientos sobre tecnología de información geográfica que pueda tener.

Por otro lado, creo que hay que promover especialmente su divulgación en el ámbito docente, que los estudiantes conozcan, accedan, trabajen y estudien sobre datos digitales accesibles a través de estas infraestructuras. En consecuencia y para garantizar que los alumnos asuman estas herramientas como nuevos medios de documentación adicionales a la información que se les puede facilitar a través de los libros, habría que hacer una especial labor (ampliar las iniciativas existentes en esta línea) de divulgación y formación a los profesionales docentes para que ellos a su vez empleen estas herramientas y promuevan el empleo de las mismas entre el alumnado.

Opinión , si tiene alguna, sobre los estándares abiertos (tipo OGC, W3C, OSGeo...)Definen el marco de trabajo sobre el que se desarrolla la tecnología de la información espacial. Son esenciales pero a veces aun llegando a ser complejos no terminan de aclarar las dudas y necesidades del usuario que tiene que manejarlos. La gran cantidad de versiones no siempre soluciona el problema, es más, a veces lo complica.

¿Cuales cree que son los beneficios que va a aportar INSPIRE?
En primer lugar la armonización de los datos producidos y mantenidos por los distintos proveedores de datos de cada país según un modelo común facilitará enormemente la localización y el intercambio de información así como la elaboración de proyectos supranacionales.

La publicación masiva de información geográfica por parte de una gran cantidad de organismos de los países miembros (aunque no siempre gratuita o sin restricciones de uso) ofrece al usuario el acceso a una gran cantidad de información de modo muy sencillo; en este sentido las IDEs se podrían definir como el portal web de una biblioteca especializada en contenido de información geográfica en la que el usuario, en función de sus requisitos en cada momento, localiza los datos que precisa según sus necesidades.

¿Cómo encajan las IDE con las nuevas ofertas de información geográfica en la web (Google Maps, Google Earth, Bing Maps)?
Las IDE son una opción más entre todas las ofertas de información geográfica que se diferencia fundamentalmente porque aquí el modelo de negocio es diferente, en muchos casos se trata de datos de carácter oficial, que pueden estar más o menos actualizados pero que quien los provee tiene competencia en ello y por tanto también responsabilidad sobre los mismos. El objetivo principal no es tanto la rentabilidad económica sino el llamado “interés general”, es decir facilitar el acceso a los ciudadanos a información geográfica y aplicaciones desarrolladas sobre esos datos que se han podido llevar a cabo gracias, entre otros motivos, a la contribución de los ciudadanos.

En las iniciativas privadas, de fácil acceso y uso y con una gran cobertura, la garantía de su permanencia depende directamente de la evolución de su línea de negocio. Sin embargo los proveedores de datos de las IDE son en gran parte organismos públicos lo que implica una mayor estabilidad pues en muchos casos el cumplimiento de la normativa obliga al mantenimiento y difusión permanente de los datos. Generalmente los datos que se publican en estas infraestructuras están vinculados a unos metadatos (o por lo menos cada vez se trabaja más en esta dirección) que nos proporcionan una perspectiva de las características de los datos (su calidad, grado de actualización, fuente, etc.) y nos permiten determinar hasta qué grado son adecuados para emplearlos en nuestro propósito. En las otras alternativas este tipo de información es inexistente o de muy difícil acceso.

Comentario final
Durante los últimos años hemos apostado fuertemente por este tipo de tecnología tanto desde la administración pública como desde iniciativas privadas y, en consecuencia, España es actualmente uno de los mayores proveedores de datos y servicios, acorde a los estándares correspondientes, en Europa. Además, la respuesta de participación al desarrollo de las distintas especificaciones de la Directiva INSPIRE por parte nuestro país ha sido afortunadamente muy elevada con las positivas consecuencias que de ello se derivan (integración de nuestros modelos de datos en el modelo consensuado, etc.). Ahora bien, no debemos olvidar que si bien estamos haciendo una labor muy importante en Europa, la tarea de difusión de sus consecuencias en nuestro territorio es esencial para que todo el trabajo no se quede en un cajón al finalizar los plazos legales. Es fundamental dar a conocer la potencialidad de estas herramientas tanto a empresas privadas como al resto de organismos de la Administración, sea cual sea ésta, que no están tan familiarizados con los datos geográficos, de modo que cuando vayan a desarrollar sus proyectos al menos conozcan la existencia de esta tecnología aunque su decisión final se decante por el empleo de otras alternativas.<
Publicado por Alicia González Jiménez

1 comentario:

Anónimo dijo...

Uy, ¿una mujer en este mundo? :-p