22 sept. 2019

El atlas Miller: Un mapa para reventar una expedición

https://www.geografiainfinita.com/2019/09/el-atlas-que-quiso-evitar-la-primera-circunnavegacion-de-la-tierra/

¿Se puede evitar el descubrimiento de nuevas tierras con un mapa? Pues, aunque parezca mentira, el rey Manuel I de Portugal (1469-1521) puede que así lo creyera en el siglo XVI. Cuando se enteró de que el rey de España Carlos V (1500-1558) iba a financiar el viaje de Magallanes en busca de una ruta por el oeste para llegar a las islas de las especias, después de que él se negara a patrocinarlo, encargó la confección de un atlas, el llamado Atlas Miller, en el que aparecía el océano Atlántico completamente cerradito, sin paso alguno al océano Pacífico.

El Atlas Miller, una verdadera obra de arte, vió la luz en 1519, el mismo año en que Magallanes partió de Sevilla en su famoso viaje. Se compone de un conjunto de cinco hojas, bellamente iluminadas, y parece que fué realizado por el cosmógrafo Lopo Homem, uno de los mejores cartógrafo de la época, probablemente ayudado por  Antonio de Holanda y otros cartógrafos.

Hay historiadores que interpretan que el que se representen los océanos Atlántico e Índico como cerrados constituye un discurso disuasorio contra la empresa de Magallanes y de otros navegantes demasiado curiosos. El monarca portugués quería dejar así bien sentado que la única ruta hacia las Islas Molucas era la portuguesa, la oriental, que pasa por debajo de África.

¿Quería Manuel I disuadir a Magallanes de emprender su viaje? ¿Quería convencerse a sí mismo de que la expedición no tenía ninguna posibilidad de éxito? ¿Era una coartada para que nadie le pudiese echar en cara que hubiese rechazado la proposiciones de Magallanes, ya que los mejores mapas la hacian imposible? ¿A quién intentaba convencer el monarca luso con ese atlas?

No lo sabemos, pero la historia del atlas es curiosísima. Para más información, véase la entrada que le dedica el blog Geografía infinita, uno de nuestros favoritos.

Menos mal que esos escamoteos de la realidad son hoy en día prácticamente imposibles gracias a las imágenes de satélite abiertas (como las Landsat, las Sentinel y muchas otras) y a los servicios de mapas interoperables (WMS, WMTS) que permiten superponer y contrastar la información cartográfica.

¿O no? Hay que recordar que las herramientas que no son interoperables permiten esos trampantojos. Ya explicamos aquí, no hace mucho, que Google Maps enseña las fronteras de cada país, no como son en realidad, sino como desean que sea cada país, dependiendo de dónde este el usuario en cada momento.

A mayor interoperabilidad, mayor transparencia.

Publicado por el editor.

No hay comentarios: