25 ago. 2019

¿Y qué es un producto?

Hace unos días hablábamos aquí de qué es exactamente un conjunto de datos, un concepto clave en el marco legal y tecnológico INSPIRE. Hoy vamos a hablar de otro concepto de suma importancia en la familia de normas ISO 19100 y en la producción de datos, un término que se echa de menos en el edificio de reglamentos y guías INSPIRE, una idea no siempre bien entendida: el producto de datos geográficos, o producto para los amigos.

¿Qué qué diferencia hay entre un conjunto de datos y un producto? 

Pues una organización productora de datos puede comenzar a distribuir los datos que tiene adaptándolos a las necesidades de cada usuario, hasta que se da cuenta de que es mucho más práctico definir unos pocos conjuntos de datos, los más versátiles, fáciles de entender  y procesar, estandarizados y genéricos, que sirvan para satisfacer cada uno las necesidades del mayor número posible de usuarios, incluso si es posible, las necesidades de todos los usuarios. Cada uno de esos conjuntos de datos estandarizados y multipropósito es un producto. Y no es fácil acertar al definirlos.

Por ejemplo, cuando se inició el Plan de Ortofotografía Aérea (PNOA) de España, que cubre cada años, al principio media España cada año y actualmente 1/3, con ortofotos digitales de 25 y 50 cm de tamaño de píxel, según la zona y el año, no fué fácil definir el producto final. ¿Qué cubriría mejor las necesidades de los usuarios?¿los miles de ortofotos individuales disponibles en cada momento? ¿un mosaico único anual? ¿cómo hacerlo, con las ortofotos de mayor resolución disponibles cada año o con las más recientes?

Finalmente se decidió producir dos productos: dos juegos de mosaicos por hojas del MTN50, de las que hay 1073 para toda España, uno con las ortofotos de mayor resolución disponibles en cada momento (PNOA-MR) y otro con las de mayor actualidad (PNOA-MA). Parecía que habría aplicaciones que necesitarían el máximo detalle, aunque a veces no fuera lo más actual y viceversa. Parecía razonable, pero la experiencia ha demostrado que no. La inmensa mayoría de usuarios prefiere las ortofotos más recientes, con lo que parece suficiente con el PNOA-MA.

Así que un producto de geodatos es lo que el productor decide incluir en su oferta estándar para satisfacer a sus usuarios. La producción industrial exige optimización de procesos y no cabe la producción artesanal de conjuntos de datos a la medida de cada usuario, sino el prêt-a-porter, la producción en serie. Se definen así procesos estables y sostenibles de generación de datos en función de un conjunto de datos ideal a producir, éso es el producto. El producto PNOA-MA es una abstracción, una idea, un diseño, y cada mosaico PNOA-MA que se genera es un conjunto de datos, una materialización de ese concepto abstracto.

Un producto se define mediante unas especificaciones de datos, que según la norma ISO 19131 de Especificaciones de producto de datos, es una descripción suficientemente detallada y completa para producir esos datos.

Entonces entre producto y conjunto de datos hay la misma relación que existe entre una clase de modelado y una instancia. Un producto es la abstracción de todos los conjuntos de datos que arroja un proceso de producción.

De una manera un otra, un producto se diseña antes de empezar a producirlo masivamente, en función de las necesidades de los potenciales usuarios y las posibilidadesde la técnica fijando su resolución, Sistema de Referencia de Coordenadas, si es vectorial, ráster o malla, el catálogo de objetos o la leyenda ráster, el modelo de datos, el periodo de actualización, la calidad que se pretende, el formato final, la licencia con la que se va a publicar los metadatos que van a describir los datos, etc.

Luego, al iniciar la producción en serie, se van generando los conjuntos de datos, descritos por sus metadatos, que se tratará, con mejor o peor fortuna, de que se ajusten al producto diseñado. Puede ser, por ejemplo que los datos salgan con peor calidad que la que se pretendía, o puede que con una calidad un poco mejor...

Por poner un ejemplo de otro ámbito, si hablamos de coches, el producto sería el Seat León (el más vendido en España durante el 2018), descrito por el librito de especificaciones que nos dan al comprarlo. Y el análogo al conjunto de datos sería esa máquina de metal y plástico, de color metalizado y asientos marrones, aparcada ahí fuera, cuya marcha atrás está un poco dura, las puertas cierran mal y a veces no arranca por las mañanas (esa información sería algo así como los metadatos).  

Las especificaciones definen el producto y no varían, en principio, ni con la versión ni con la hoja, si las hay. Los metadatos describen un conjunto de datos y cambian con la versión y con la hoja.

Otra manera de decirlo es decir que el producto describe el Universo de Discurso, lo que los franceses llaman el Terreno Nominal, es decir los datos ideales y perfectos que se pretende producir. Y el resultado tangible son los conjuntos de datos, con sus metadatos, que van surgiendo y que pueden separarse mucho, poco o nada de ese ideal, y la descripción de esa diferencia es la descripción de su calidad.

Por eso es tan importante cumplir las especificaciones generales definidas en el marco INSPIRE; por eso es tan conveniente redactar las especificaciones de nuestros productos y por eso la norma UNE-EN ISO 19115:2009 (con su modificación del 2011) de Especificaciones de producto de datos es una de las más importantes y una puerta muy recomendable para entrar en gran la familia de normas ISO 19100 de manera ordenada..

Publicado por el editor.  

No hay comentarios: