10 nov. 2008

"En la época actual, en la que los hombres parecen más inclinados que nunca a confundir sabiduría con conocimiento y conocimiento con información, y a tratar de resolver problemas vitales en términos de ingeniería, está naciendo una nueva especie de provincianismo, que quizás merezca un nombre nuevo."

T.S. Eliot (en 1944)


Eliot se refería al provincianismo "temporal". Si la esencia del provincianismo clásico, o espacial, consiste en considerar una pequeña zona de territorio como la más relevante, el centro desde el que se concibe todo el universo, el provincianismo temporal sería el considerar una época determinada, la nuestra, como la más relevante o el centro de todo, y menospreciar el estudio de la historia como cosa aburrida, inútil y de poco interés.

Sin embargo, bien se podría orientar esta frase, de asombrosa actualidad a pesar de sus más de 60 años, en otro sentido, para pensar en la cortedad de miras del que cree que su especialidad o disciplina es la más importante, o la central, sin la que la humanidad no podría vivir y la existencia carecería de sentido. ¿Provincianismo "temático"?.

Ni la Teledetección, ni la Cartografía, ni la Matemáticas, ni ninguna otra, ni siquiera las IDE, tienen mayor importancia que las demás materias. Todo es importante y necesario, y cada vez resultan más imprescindibles la multidisciplinariedad y las relaciones entre cosas aparentemente lejanas.

Publicado por Antonio F. Rodríguez